No hay duda de que actualmente hacer todos los esfuerzos posibles para reducir la contaminación es esencial para mejorar la condición del medio ambiente, y es tarea de todos cuidar el planeta en el que vivimos. Uno de los métodos que podemos poner en práctica para reducir nuestra huella ecológica es dejar de usar bolsas de plástico o papel y comenzar a usar bolsas ecológicas en nuestro día a día.

Las bolsas de plástico representan más del 40% de la contaminación en los océanos, lo que afecta considerablemente la vida marina y todo su ecosistema. Esto es así porque una sola bolsa de plástico tardará 500 años en desintegrarse, y a nivel mundial se recicla menos del 1% de las bolsas desechadas. Por su parte, las bolsas de papel tampoco son una buena opción, porque su fabricación contribuye a la deforestación y tienen incluso menos vida útil.

De esto podemos entender que debemos detener el uso de las bolsas de papel y plástico, y para esto la mejor alternativa será usar bolsas ecológicas, especialmente las bolsas de friselina. Estos son algunas de las ventajas de usar este tipo de bolsas para ayudar al medio ambiente.

¿Por qué usar bolsas de friselina?

Existen diferentes tipos de bolsas ecológicas, pero las de friselina son una opción excelente. La friselina es un tipo de tela muy resistente y lavable, lo que la convierte en un material ideal para hacer bolsas realmente reutilizables. Una bolsa de friselina puede reemplazar a más de 700 bolsas de plástico por año, lo que significa una gran reducción de agentes contaminantes.

Cada vez son más los países que fomentan el uso de bolsas ecológicas, incluso en muchos países latinoamericanos se ha fomentado su uso prohibiendo la venta de bolsas plásticas. Cada una de estas bolsas ecológicas tiene una vida útil de hasta 5 años, pueden lavarse y doblarse con facilidad para llevarlas a todos lados.

Otra característica muy buena acerca de estas bolsas es que son muy resistentes, pudiendo soportar hasta 10 kilos. Se pueden usar sin problemas para hacer la compra y llevar cosas como frutas y hortalizas pesadas, productos empaquetados por kilo, e incluso son resistentes como para llevar botellas de vidrio sin miedo a que se rompa. En esto las bolsas reutilizables le ganan a las bolsas plásticas y de papel.

Usa bolsas ecológicas como estrategia de branding para tu marca

Cada vez son más empresas las que deciden unirse a las iniciativas para ayudar al medio ambiente, y vender o regalar bolsas reutilizables resultó también ser una muy buena estrategia de branding. Si estás buscando una fábrica de bolsas ecológicas, Bolsas Ecológicas será tu mejor opción. Sus bolsas son fabricadas con material de primera calidad y costuras resistentes

Además de ser un material muy resistente y lavable, la friselina es un material en el que se puede estampar sin ningún problema, y el estampado resistirá los lavados y el desgaste por el uso. Es por eso que ofrecer bolsas reutilizables con el logo de tu marca es una asombrosa estrategia de marketing.

Por ser un material diseñado para usarse repetidas veces, esta estrategia de branding será mucho más duradera que estampar tu logo en bolsas plásticas. Además, la versatilidad del material te permitirá comprar bolsas de diferentes tipos y formas que serán usadas continuamente por los clientes.

Y por supuesto, al unirte a esta iniciativa también estarás ayudando al medio ambiente e incentivando la cultura del reciclaje en todos tus clientes. Comienza a implementar el uso de estas bolsas para hacer publicidad que al mismo tiempo inspire a una buena causa.

Info Sur – http://infosurdiario.com.ar/usar-bolsas-ecologicas-es-indispensable-para-ayudar-al-medio-ambiente/