Hoy 3 de noviembre se conmemora el Día Mundial de Una Salud. Un concepto que ha cobrado especial relevancia durante 2020 en donde la conexión entre la salud humana y los animales silvestres se ha demostrado a una escala mundial sin precedentes con la aparición del SARS-CoV-2.

Es a la vez un concepto, una estrategia y un objetivo que resalta y valoriza la interconexión de la salud de las personas, los animales y el ambiente para la subsistencia de un planeta sano. Este año la fecha reviste una profundidad especial: ahora es más urgente que nunca hacer que el pensamiento y la acción de Una Salud sea la forma predeterminada de llevar adelante acciones en todos los niveles de la academia, la investigación, el gobierno y las políticas.

Expertos de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (Ipbes, por sus siglas en inglés) luego del anuncio en mayo de 2019 respecto del millón de especies en peligro de extinción por la acción humana, informaron durante octubre de 2020 sus desalentadoras conclusiones respecto a la situación actual: las pandemias serán más frecuentes, se dispersarán más rápidamente, y afectarán vidas y a la economía global de manera más profunda aún.

En el informe elaborado concluyen que, como todas las pandemias, la del coronavirus está impulsada por la actividad humana y alertan de que se estima que actualmente hay 1,7 millones de virus no detectados en mamíferos y aves, de los cuales hasta 850.000 pueden tener la capacidad de infectar a los seres humanos. Es un basamento científico que indica que se vienen más pandemias si no cambiamos algo.

Se estima que actualmente hay 1,7 millones de virus no detectados en mamíferos y aves, de los cuales hasta 850.000 pueden tener la capacidad de infectar a los seres humanos

En particular, la fuente de Covid-19 está asociada con malas prácticas de comercialización de fauna que transmitieron el virus a los humanos, pero no es el único caso. Vivimos situaciones similares con la pandemia del virus H1N1 en 2009 y 2010, vinculado con el mal manejo de la industria porcina, por mencionar alguno. A pesar de estos antecedentes, parecería que solo recién se ha tomado conciencia del problema y de sus causas, lo cual abre una oportunidad para mitigar la crisis actual y evitar repetirla a futuro.

¿Cómo este concepto puede ayudarnos? Los expertos recomiendan a los gobiernos un replanteo de cómo encarar próximas crisis y trabajar en la prevención, con un fuerte llamado a que se institucionalice el enfoque de Una Salud en los gobiernos nacionales para crear planes de preparación para pandemias, mejorar los programas de prevención de estas e investigar y controlar los brotes en todos los sectores.

Es claro que el camino de conservar y restaurar los ecosistemas puede prevenir una mayor degradación y reducir así las condiciones de aparición de futuras enfermedades infecciosas, la solución a esta y otras pandemias es detener la pérdida de biodiversidad.

La naturaleza está siendo transformada y destruida a una velocidad sin precedentes en la historia, con un costo muy alto para el bienestar de la humanidad. Las personas, los animales, las plantas y sus ambientes están estrechamente interconectados, dependemos los unos de los otros para sobrevivir. Sin embargo muchas personas se encuentran desconectadas de ella. A través de experiencias vivenciales y significativas, deben plantearse plataformas para promover cambios de actitudes e incentivar la formación de agentes de cambio en favor del ambiente.

Este 3 de noviembre nos recuerda un reto: construir la voluntad necesaria para un cambio profundo en la evaluación y tratamiento de los desafíos de salud planetaria.

Llevando el foco de atención a las interacciones que Una Salud propone, para poder verlas en acción.

La autora es doctora en Ciencias Biológicas de la Universidad de Buenos Aires. Actualmente se desempeña en el Departamento de Investigación y Conservación de Fundación Temaikèn donde lleva adelante proyectos científicos enfocados en la conservación de especies autóctonas.

La Nación – https://www.lanacion.com.ar/opinion/un-dia-valorar-planeta-sano-nid2497719