Diferentes organizaciones de la sociedad civil y expertos realizaron un comunicado en el que invitan al Gobierno a evaluar los impactos negativos que tendría la reanudación de la aspersión aérea con glifosato

Ante la posibilidad de que el país vuelva a realizar aspersiones con este herbicida, un grupo de organizaciones de la sociedad civil y expertos realizaron un comunicado alertando sobre los impactos negativos y las consecuencias que esto tendría en términos sociales, ambientales y de salud. 

En el comunicado se afirma que “es bastante preocupante que el Gobierno insista en volver a una senda que ha demostrado ser poco efectiva para erradicar los cultivos ilícitos y altamente cuestionable por sus implacables efectos, más aún en este momento tan complejo de la pandemia”. 

El documento agrega, además, que este procedimiento es muy costoso en términos sociales y ambientales, que tiene efectos cuestionables en la reducción de cultivos y que, por el contrario, podría agudizar situaciones de vulnerabilidad y conflicto en los territorios. 

Los firmantes invitan al Gobierno a evaluar los riesgos y poner en marcha alternativas para el control de los cultivos ilícitos con mayor potencial de ser sostenibles a largo plazo. 

“En un contexto de reactivación económica verde, justa y resiliente, revise su estrategia así como los costos y beneficios a largo plazo de la aspersión aérea con glifosato, haciendo un estudio que compare la fumigación versus otras estrategias alternativas, sus costos directos e indirectos, con el fin de buscar soluciones que fortalezcan la estabilidad y gobernanza en los territorios, así como el bienestar, los medios de vida, la salud de las poblaciones locales y la conservación de la biodiversidad”, sugiere el comunicado.

Algunas razones por las que las organizaciones civiles y los expertos rechazan la fumigación con glifosato son:

– Riesgo del glifosato en la salud

El comunicado resalta que la Agencia Internacional para el Estudio del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha calificado al glifosato como “probablemente carcinógeno en humanos”. Además de estar asociado con la probabilidad de sufrir abortos y problemas dermatológicos, ya que, según cita la misiva, en julio de 2019, la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia recomendó la prohibición global absoluta del glifosato, en atención al principio de precaución y el documento muestra algunos de los 18 países del mundo que han prohibido o restringido su uso. 

– El glifosato y la situación de conflicto y vulnerabilidad en los territorios

Para los firmantes de este comunicado, la fumigación aérea está relacionada con el desplazamiento de personas que habitan los territorios fumigados, el aumento de la desconfianza de la población en las instituciones gubernamentales y el debilitamiento de la gobernanza en los territorios. Agrega que, el glifosato, genera riesgos y daños en comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes.

“Quienes viven en zonas asperjadas, huyen principalmente por tres razones: los efectos del herbicida en la salud, las operaciones militares que se llevan a cabo en sus territorios y la pobreza en que se ven inmersos luego de que los cultivos de pancoger de los que vivían fueron fumigados”, asegura el comunicado.

En este punto, además se hace énfasis que la fumigación con glifosato podría aumentar las brechas de desarrollo y desigualdad social.

– El glifosato y las consecuencias ambientales

Los ecosistemas que son fumigados con este herbicida también sufren su impacto. El comunicado refleja que puede impulsar la expansión de la deforestación en los puntos críticos de biodiversidad, afectar fuentes hídricas y bosques nativos, y afectar la supervivencia de varias especies de cangrejos, tortugas, ranas, peces, larvas de salamandra, embriones de erizos de mar, así como alterar el comportamiento y el sistema endocrino en peces.

“La metodología aplicada en los cultivos ilícitos usa concentraciones mucho más altas que las requeridas por la agricultura, incrementando los riesgos de toxicidad aguda y crónica. Más aún, la aspersión con glifosato es tan inefectiva que, una investigación realizada en 2015, demostró que se tiene que fumigar 30 hectáreas de coca para lograr erradicar solo una”, concluye el comunicado en uno de sus apartes.

Semana Sostenible – https://sostenibilidad.semana.com/actualidad/articulo/3-razones-por-las-que-organizaciones-civiles-rechazan-el-glifosato-noticias-hoy/55103