Un proyecto de ley busca sancionar a quienes arrojen esos residuos en la vía pública. La iniciativa se trataría en la Legislatura porteña a partir de abril.

Las colillas de cigarrillos son el residuo que más se arroja en la vía pública a nivel mundial. Se estima que, por día, se tiran más de cinco millones en la calle. Esto produce un daño irreversible en el medio ambiente. Por eso, la asociación civil Eco House y algunos legisladores porteños presentaron esta semana un proyecto de ley que contempla multas de hasta 18 mil pesos para las personas que arrojen estos restos en la vía pública. Varios países y ciudades en el mundo ya tienen una legislación al respecto.

En la Ciudad, según un relevamiento realizado en diciembre del año pasado, se levantaron más de 10.000 colillas en solo 4 manzanas del microcentro, en un lapso de 2 horas. Según ONGs ambientalistas, un solo filtro de cigarrillo puede contaminar entre 50 y 1000 litros de agua y se calcula que tardan hasta una década en desintegrarse.

Frente a esta situación, Eco House presentó el proyecto de ley “Prohibición de arrojar colillas de cigarrillos o cigarrillos en la vía pública” en la Legislatura Porteña, con firma conjunta de varios espacios políticos.

La ONG desarrolla hace años una campaña de concientización, apoyada por influencers, famosos, políticos y la sociedad civil. Desde el 2017 pusieron más de 1000 cestos en bares y boliches, lugares estratégicos para captar estos residuos.

La multa estipulada en la ley 6.288 es de 30 a 700 Unidades Fijas (UF). Las UF se fijan de acuerdo al valor de medio litro de nafta súper del Automóvil Club Argentino (ACA), que hoy es de 26,72 pesos. Por eso, las sanciones para quienes tiren las colillas al suelo irán desde los 800 hasta los 18.000 pesos.

“Lo que hacemos no es para señalar ni criticar a nadie, a veces se malinterpreta el sentido”, aseguró a TN.com.ar Máximo Mazzocco, fundador de Eco House. “La colilla es un residuo peligroso y debería ir a un relleno sanitario porque afecta el ambiente, el aire, el agua potable, la salud, el turismo y tantas cosas más”, agregó.

Existen más de 5000 partículas nocivas en los cigarrillos, lo que llamó la atención de diferentes gobiernos. De hecho, son varios los países y las ciudades del mundo que tienen una legislación relacionada con esta problemática. Entre ellas, Suiza, Alemania, Austria, España, Australia, Canadá, Estados Unidos, Singapur, Brasil y Ecuador. Por ejemplo, en Bruselas, se aplica una multa de 200 euros por arrojar una colilla en la vía pública. Esto se acompaña con diversas estrategias y campañas de sensibilización para informar sobre la nueva medida. En Chile y México también existen iniciativas con el mismo objetivo.

“En la Argentina tenemos un problema ambiental grave: estamos tirando residuos sin ningún tipo de control, que terminan en el Riachuelo y el Río de La Plata y, por ende, en el océano”, afirmó Mazzoco.

Además, explicó que junto con el proyecto presentaron una ley complementaria que responsabiliza a las tabacaleras por la producción del residuo peligroso. A partir de esto, tendrán que invertir para que la colilla sea un resto menos peligroso, biodegradable y compostable.

“Tenemos que demostrar que el ambiente es el pegamento necesario para la grieta que hay en la Argentina. Esto no debería tener una ideología y el proyecto lo demuestra”, aseguró el fundador de Eco House.

El proyecto podría ser tratado a partir de abril y, por el amplio apoyo con el que cuenta, esperan que avance rápido. “Este es un un tema prioritario para la agenda joven. Creo que el que no escucha estos reclamos, se está quedando afuera de la carrera. Queremos otro mundo”, concluyó.

Fuente: TN – https://tn.com.ar/sociedad/tirar-una-colilla-de-cigarrillo-en-la-calle-podria-multarse-con-hasta-18-mil-pesos_1040105