Kokonat es una marca que nace en junio de 2018 con el objetivo de eliminar totalmente el plástico en productos de menaje. Reutilizando materiales que la naturaleza nos ofrece como el coco o el bambú, dándoles una segunda vida y transformándolos en bowls, pajitas, cubiertos…

Existe un problema real, y es el consumo ingente de plástico, y lo que esto está causando a nuestro planeta. Cada año, se tiran al mar más de 8 millones de toneladas de plástico, que tardan cientos de años en descomponerse. Necesitamos un cambio radical, y tenemos que empezar por nosotros mismos, eliminando el plástico en los productos del día a día.

Bowls hechos con cáscara de coco reciclada

El coco es utilizado por la industria del aceite de coco en países como India o Vietnam, de donde proviene nuestro producto. En este tipo de empresas, la cáscara es únicamente un residuo.

Recuperamos lo que para ellos es desperdicio y que de otra manera sería eliminado mediante su quema, generando cantidades ingentes de CO2, y les damos una segunda vida. Además, buscamos tener también un impacto social, ya que gran parte de los bowls son hechos por mujeres víctimas de violencia de género en India, de manera que puedan tener un trabajo digno que les de independencia económica.

Pajitas hechas de bambú

Este producto aparentemente inofensivo, puede tardar más de 500 años en descomponerse, sin embargo, su tiempo de uso es 20 minutos.

España es el país de Europa que consume más pajitas de plástico (en torno a 13 millones de unidades al día). Por ello, el bambú nos permite conseguir pajitas reutilizables y biodegradables, evitando el plástico de un solo uso a través de un producto tan llamativo y de diseño único.

Cucharas y tenedores de madera de palmera reciclada

Nuestra otra alternativa a plásticos de un solo uso. Perfectos para llevar siempre contigo y evitar los cubiertos desechables cuando estás fuera de casa.

Atractivo a su vez a restaurantes que desean ofrecer diseño y diferenciación a sus clientes.

Los clientes de Kokonat son restaurantes, caterings, hoteles y empresas de eventos, también comercializan a través de la tienda online.

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL

Con respecto a los  bowls, todo empieza con los proveedores de la materia prima. Kokonat compra los residuos de empresas del aceite de coco en Kerala o Chennai, regiones al sur de la India. Estas empresas únicamente necesitan la pulpa, desechando la cáscara.

Estas empresas normalmente eliminan sus residuos quemándolos, lo que produce grandes cantidades de CO2 al medio ambiente. Al reutilizarlas, se consigue eliminar este proceso, con el cual ya sea conseguido que alrededor de 1 tonelada de cáscaras de coco no sea quemada.

Además, parte de los bowls y los cubiertos proceden de pequeños productores locales de Vietnam, fomentando la economía local, y en contra de la desertificación, ya que los cultivos de coco están regulados por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural vietnamita.

IMPACTO SOCIAL – INDIA

Cuando Kokonat empieza este proyecto, tenían  muy claro que tenía que generar un gran impacto medioambiental y social.

En Kokonat quieren ofrecer trabajo de calidad y digno a mujeres de India que sufren violencia de género, y que por el simple hecho de su sexo, no tienen ni las posibilidades ni los recursos para ser independientes económicamente.

Han creado un pequeño taller en el que Sonali, Asha, Varsha y Shabnam producirán los bowls hechos con cáscara de coco, formandose y desarrollando un trabajo digno para poder mantenerse de manera independiente. Esto es posible gracias a la colaboración de la ONG Lokpanchayat y a Mary y Pablo de la ONG Saheli en Valencia, cuyo objetivo es ayudar a la población rural dentro de Maharashtra, India.

Esta organización les proporciona alojamiento para ellas y sus hijos, comida y diversos proyectos que les permitan su reinserción en la sociedad, entre ellos Kokonat.

Eco Circular – https://eco-circular.com/2020/02/12/kokonat-reutilizacion-de-los-desachos-de-la-industria-del-coco/