El especialista en trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Gustavo Ponce, sostuvo que en Misiones no se está  trabajando particularmente: “estuvimos el año pasado desarrollando unos talleres con la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI) que se hicieron por sectores y hay que darle un segundo paso a esto”, comentó el profesional en diálogo con el programa de radio Consumo cuidado. 

¿Porque pasa esto de explotación infantil? 

  • Si uno va para atras, conocer algo de la historia y de la infancia  en Argentina y en particular en el trabajo infantil, creo que da luces sobre la situación actual. Algo que sucedió, es que la infancia estuvo en la agenda pública, claramente en lo que fue la generación del 80. Sarmiento y toda la corriente higienista puso como una apuesta muy fuerte la niñez y de ahí sale la ley de educación nacional pero en realidad tenían un objetivo muy estratégico que era una fuerza muy importante para después tener una inserción en el mundo moderno.

Por otro lado siempre estuvo presente la  tensión entre el nivel central el concepto federal y unitario y que también es que no se ha zanjado por completo sino que permanece hasta el dia de hoy. Para ir al punto en relación a la infancia en aquel momento se hizo una apuesta muy fuerte y sobretodo de unificar criterios el idioma y los símbolos patrios. Y la escuela pública fue gran fábrica de este concepto unificado, ideal del guardapolvo blanco. Pero aparece ahí paralelamente los hijos de los inmigrantes, el niño trabajador que es el canillita o el lustrador de botas y de esa manera la asociación inmediata del chico trabajador con la delincuencia. 

Es algo que permanece en el imaginario social hasta el día de hoy, la gente dice es mejor que esté trabajando antes de estar robando y la pregunta es porque deberían a estar robando“.

¿Hay una presunción que no está apoyada por ninguna estadística concreta

  • No, no es una estadística en concreta sino es la que cosmovisiones muchas veces se estiran, uno nace en un lugar y considera que algo es absolutamente natural y que debería ser asì o cuales son los valores varían de una cultura en otra.  Lo que digo es que encontramos no solo en Argentina sino que a nivel global también es que todavía existe mucha tolerancia frente al trabajo infantil y por eso es importante llevar un mensaje que a las familias les haga pensar, no se trata de estigmatizar,  de hacerlas sentir culpable sino que es una solución que tenga que venir de las políticas públicas. 

¿Por que hay trabajo infantil?

  • Muchas veces cuando uno ve cuestiones vinculadas a los aspectos más culturales, se minimiza los aspectos económicos que en realidad son claves para entender esto, cuando preguntas por qué sucede, no tiene una sola respuesta pasa por muchos factores. Si el pago es a destajo que no es por jornada laboral es por producción. El pago es una cifra muy baja  por canasta, debido a esto necesitan más manos para llevar todo esto. Los horizontes que tiene una familia, muchas veces se asocia el trabajo, a los que en algunas culturas la llaman “ritos de pasajes” si estas en el África para hacer de niño adulto te dan un cuchillo y tenes que ir a cazar algún bicho en monte, traerlo y cuando volves sos adulto y asi  tienes derecho a una mujer, esas cosas no es que ocurren en otros lugares y acá no. Lo vimos muchas veces en Misiones con la cultura de los colonos donde se le empiezan a dar una parcela a los chicos de 13 o 14 años para que ellos empiezan a generar su dinero para sus propios gastos, eso forma parte de un rito de pasaje al mundo adulto y tambien va de la mano de  las credenciales educativas que se considera que con ese conocimiento que no es necesario que termine el secundario. 

“Si lo termina muchas veces atenta contra la economía familiar en el sentido que es muy probable que ese chico vaya a estudiar a otro lado entonces cómo se mantiene esa economía de pequeño productor” .

¿La economía global empuja a que esto suceda?

  • Incide un punto importante, que es la comercialización que va hacia productos que puedan dar cuenta de que no están hecho con trabajo esclavo,  con trabajo infantil, ni con trabajo forzoso entonces cada vez este umbral en cuanto los comercios va a ser mayor y más generalizado. Encontramos que muchos productos que se exportan que el trabajo infantil disminuye pero no así lo del consumo interno y hay que ver hasta qué nivel de la cadena de valor se hacen controles y de qué modo. 

Cuando se lanzó el plan (Eanna) de generar una estadística en el 2017 ,se decía que iba ser una tercera etapa  contra el trabajo infantil. ¿Crees que dio resultado? 

  • Estamos en mejores condiciones, esto implica fomentar el trabajo decente de los adultos y van de las manos estas dos cuestiones. Hay una información disponible que mide el riesgo del trabajo infantil por departamento en la Argentina. Si buscan en internet MIRTI que es Modelo de Identificación de Riesgo de trabajo infantil hay mapas de cada una de las provincias  donde tiene zonas críticas, zonas de riesgo intermedio y zonas de riesgo bajos. Entonces cada gobernador cuenta con esa referencia que está disponible y nos interesa acompañar junto con el Ministerio de Trabajo con la (CONAETI) y cada una de las comisiones provinciales ver cómo ellos pueden comenzar aplicar esa información, ver donde tienen sus zonas más críticas, cuales son los motivos y cómo empezar a revertir esta situación.

Por Camila Duarte

Entrevista Completa