Dos amigas se unieron en un emprendimiento que recicla bolsas de plásticos y crea carteras y sobres con sello ecológico.

La utilización de las bolsas plásticas es un tema recurrente en la discusión pública. También en la política ya que distintas administraciones dispusieron prohibir su uso y luego lo rehabilitaron. Mientras su circulación sigue vigente, hay quienes se pusieron a pensar en una utilidad concreta y sustentable, como el caso de “Ojos Chinos”, un emprendimiento que diseña, fabrica y vende carteras, sobres, neceser y distintos accesorios en base a la reutilización del plástico.

“Este año pensamos en hacer algo nuevo y decidimos trabajar con lo sustentable, así que nos capacitamos, investigamos y probamos hasta que largamos una línea de distintos productos hechos con plástico termofusionado. Reversionamos bolsas plásticas, las termofusionamos, le agregamos el diseño y así hacemos carteras, sobres, los neceser; que pueden ser de vinilo, de ule. También usamos pedacitos de crayón derretido en algunos modelos para darle un toque distinto”, explicaron Romina Berclaz (30) y Ana Lis Alonso (39), las creadoras de Ojos Chinos.

Ambas tuvieron ruptura de parejas más o menos en simultáneo y una amiga en común las conectó. Luego fueron ellas las encargadas de cultivar la amistad y un proyecto en común. “Nos hicimos amigas y en esto de rearmar nuestras vidas se nos ocurrió lo del emprendimiento. Empezamos en 2018 haciendo aritos. Hicimos un curso de aros engarzados soldados con estaño y comenzamos a hacer los nuestros, al principio no salieron muy lindos pero después le agarramos la mano y empezó a funcionar muy bien”, contó Ana Lis, que es santarroseña y psicopedagoga en un colegio secundario. Romina es de Intendente Alvear, es radióloga y trabaja en un centro médico de la capital pampeana.

“La línea de los productos sustentables la largamos justo cuando se decretó la cuarentena, pero la verdad que anduvo muy bien, por ahí como la gente está en la casa entra mucho a las redes sociales y así se generó una demanda muy interesante”, resaltó Ana Lis. 

“Nuestra idea es reciclar. Lo empezamos haciendo con la plancha común, con papel aluminio o manteca, vas planchando de a poco y armás los diseños. Ahora nos compramos una plancha industrial para hacerlo más rápido porque cada vez tenemos más cantidad de pedidos y la planchita que tenía en casa para la ropa no daba más”, se ríe Romina sobre el paso que dieron hacia la “industrialización” de Ojos Chinos. 

Recolección.

El origen de cada producto es gracias a la tarea de reciclar: tienen tres lugares fijos donde se recolectan las bolsas plásticas de quienes se acercan a donarlas. “Son tres estaciones con movimiento de clientela y las bolsas que dejan ahí nosotras las usamos para trabajar. Esto de la producción sustentable es lo que se viene, es algo que tiene cada vez más presencia y es algo interesante para desarrollar”, señalaron.

Para “Ojos chinos”, más allá de la excepcional situación que se vive por la pandemia del Covid-19, es un año con mucha acción ya que a fin de mes son uno de los emprendimientos convocados para la Semana del Diseño pampeano, que es organizada por Adipa y se hará de manera virtual entre el 29 y el 31 de mayo.

“Al proyecto lo empezamos como una distracción y aunque cada una tiene su trabajo es algo que nos entusiasma cada vez más. Hay una demanda y la gente se engancha por lo sustentable y por los diseños, estamos muy conformes con la repercusión que tenemos”.

La Arena – http://www.laarena.com.ar/la_pampa-ojos-chinos-una-marca-con-estilo-sustentable-2113571-163.html