Chiara Sacchi, la activista argentina que marchó con Greta Thunberg, Dafna Nudelman y Carolina Mónaco explican que debemos aceptar que estamos ante graves problemas ambientales y buscar soluciones.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue el viernes 5 de junio, pero deberían ser todos. Todos los días deberíamos sentarnos a recapacitar sobre cómo cambiar este sistema que está destruyendo la naturaleza. Este 2020, la situación se volvió más evidente.

El mundo que conocíamos como habitual ya no existe. Pero, mucho antes de que esto suceda, varias mujeres en la Argentina, a través de su militancia y redes sociales, vienen accionando y dando mensajes de cómo mejorar la situación con el planeta.

Chiara Sacchi, es activista de 18 años que marchó con Greta Thunberg, Dafna Nudelman, más conocida en redes como @lalocadeltaper y Carolina Mónaco, coordinadora general de la asociación civil EcoHouse, y les preguntó qué claves hay que tener en cuenta para poder lograr un sistema amigable con el ambiente. Chiara Sacchi forma parte de Jóvenes por El Clima Conurbano.

En septiembre del 2019, fue a Nueva York junto a otros compañeros (Greta Thumberg entre ellos) a presentar una denuncia a las Naciones Unidas por inacción ante la situación de Emergencia Climática actual, y respondió respecto a las medidas a tomar: 1. Repensar. Repensemos aquellos hábitos que nos perjudican, tanto a nosotros como al planeta tierra. 2. Educación. Permitámonos tener un espacio para aprender, educarnos y crecer. 3. Luchar.

La realidad es que no vamos a ver un real cambio de paradigma si no luchamos, y la lucha comienza en uno. Personalmente, creo en la importancia de los cambios individuales, pero también creo que la prioridad siempre debería ser exigirles a quienes nos gobiernan un cambio sistemático, políticas públicas ambientales, y plantear que esta emergencia climática y ecológica representa una desidia estatal enorme, una violación de los derechos humanos. 4. Basta de consumo desmedido.

La romantización de la naturaleza del desastre también me parece errónea. La lucha es contra este sistema del objeto que dicta que la naturaleza es materia prima, que está para ahí para nuestro consumo desmedido. Juan Cabandié: “transformar prácticas y poner a las personas en el centro” Carolina Mónaco, Coordinadora General de Eco House, Asociación Civil sin fines de lucro que promociona el desarrollo sostenible a través de la educación, sumó: 5. Cambiar. Considerando que estamos atravesando la crisis climática y ecológica más grave de nuestra era, ¿somos conscientes de esta situación? Y si lo somos: ¿qué podemos hacer al respecto? Por suerte, la respuesta es simple: cambiar. Y no solo “el día del ambiente”, sino todos los días. 6. Generar hábitos diferentes. “Si buscás resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, diría Albert Einsten.

Por lo tanto, la mejor forma de honrar este día es tomarlo como el puntapié inicial para un cambio de paradigma que nos permita cuidar nuestra casa común, respetar a otras especies y asegurarnos de que las generaciones venideras se encuentren con un mundo sano donde vivir. 7.  Es ahora. No esperemos más: ¡aprovechemos este día para sumarnos al cambio! 8.  Hacer compost.  El compost es sencillamente la forma más ecológica y económica de gestionar nuestros residuos. El 40% de lo que desechamos son residuos orgánicos y de éstos, la gran mayoría, son compostables.

Al compostar, respetamos el ciclo natural de nuestros desechos, hacemos que cumplan su ciclo y vuelvan a tener una función dentro del círculo natural. No esperes más, es una excelente oportunidad para reducir nuestros residuos y comenzar a fabricar tierra fértil en casa. Maristella Svampa y Enrique Viale: “Es necesario un pacto ecosocial” Dafna Nudelman, más conocida como @lalocaldeltaper, es una activista, con foco en la gestión de residuos, el reciclado, la economía circular y el consumo responsable. Ella cuenta que @lalocadeltaper surgió después de mucho tiempo de ser “la loca” de otras cosas: la que se lleva todo para reciclar, la que insiste que no quiere cucharita en la heladería, la que pide sin bolsa y sin pajita, la que viene con su botella.

“Hasta que empecé también a llevar mi tupper a todos lados y me di cuenta que podía contagiar un poco el espíritu de mis prácticas de consumo consciente”, cuenta. Y acotó los siguientes puntos: 9. Tener un consumo responsable. Hay que aceptar que tenemos un problema de consumo, de transporte, de alimentación. Aceptar la crisis. Aceptar que somos parte del problema y ahí cambiar. No existe crisis sin el estilo de vida que llevamos. . Y cuando hablamos de consumo responsable, la solución no es sólo reciclar y separar de residuos, sino repensar todo lo que entra a nuestra casa, qué elegimos comprar, porque a lo que le ponemos plata es lo que fomentamos. No es sólo concentrarnos en lo que pasa al final de la cadena. Nuestro consumo genera la degradación de los sistemas. Desvinculamos los objetos industrializados sin comprender que su origen es la naturaleza.

Nosotros somos naturaleza. 10. Terminar con el greenwashing de las grandes corporaciones y la política. Las grandes corporaciones que no son demasiadas, serán veinte en todo el mundo, cada año quieren aumentar sus ventas y llegar a más y más. Ese crecimiento infinito es insustentable en un mundo finito. Para que las empresas sean sustentables deben comprender que deben tener límites, que deben dejar de crecer porque sus ambiciones no tienen techo. Hasta quizás dividirse y que haya empresas más pequeñas en cada lugar. La política está al servicio de las grandes empresas y condicionada. La industria de la moda parece inocente, nos la venden con mucho contenido simbólico y no nos cuestionamos pero es una de las más contaminantes que hay en todos sus procesos.

Es sumamente extractivista y se usa mucho agua. Tenemos mucho por hacer todos los actores, organismos, individuos, empresas, medios, gobiernos. No es algo que no podamos hacer si no tomamos dimensión de la gravedad de esta crisis.

Perfil – https://www.perfil.com/noticias/sociedad/mujeres-ambientalistas-dan-10-claves-para-mejorar-nuestra-relacion-con-planeta.phtml