Los españoles consumen cada vez más de forma responsable, admiramos a quienes gastan con conciencia, exigimos a las marcas que tengan un papel activo en la transformación social y damos valor a los productos fabricados de manera sostenible. El III Estudio Marcas con Valores (MconV), «El poder del consumidor-ciudadano», impulsado por la consultora 21 gramos, es una radiografía de las megatendencias del consumo ciudadano en la nueva década. Un estudio en el que una de las principales conclusiones es que los jóvenes son los grandes impulsores del consumo consciente.

El 69% de padres con hijos menores de 20 años afirman hacer un consumo más consciente gracias a ellos. «El efecto Greta ha marcado el estudio», afirmó Marta González-Moro, CEO de 21 gramos e impulsora de MconV, durante la presentación del estudio. «Su liderazgo y compromiso está influyendo a otras generaciones rápida y visiblemente», añadió. La generación Z se relaciona de forma diferente con las marcas, están más empoderados, son optimistas, muy colaborativos y valoran lo auténtico.

«El 2020 será un año de transición y el reto de las empresas es conectar con el consumidor del siglo XXI», recordó la responsable del proyecto. «El 82% admira a las personas que consumen con conciencia», nos dice el estudio en el que muestran a un consumidor al que invaden muchos dilemas causados por toda la información a la que pueden acceder. Tal y como recordó en el acto Enrique Arribas, presidente de la Asociación de Marketing de España, «el consumidor es ante todo persona y se nos había olvidado. La evolución de los consumidores es constante y se debe monitorizar. Si no se conoce bien la sociedad no podemos mantener nuestra marca actualizada».

Buenas intenciones

Cabe destacar que 8 de cada 10 consumidores dice comprar solo si necesita algo: si bien el 55% lo hace por ahorro, el 45% lo hace por valores. De quienes compraron o usaron marcas con valores, un 68% lo ha hecho en alimentación o bebidas, un 33% en moda y complementos y un 23% en salud y cuidado personal. Hasta el 83% de los ciudadanos consultados están dispuestos a cambiar de tienda si esta tiene unos valores más afines a ellos, el 77% a cambiar de medio de transporte si contamina menos, el 63% a reducir viajes de avión por el mismo motivo y el 72% a pagar más por productos fabricados de manera sostenible.

¿Qué significa marcas con valores?, cuestionaron los responsables del informe. «Ser y hacer antes que parecer», puntualizó González-Moro. La gestión de la coherencia se tiene muy en cuenta ya que cumplir lo que dice, reconocer errores, ser coherente y sentir orgullo por los valores influye en ocho de cada diez personas en su compra.

En el estudio también se aborda cómo impacta la transformación digital en el comportamiento del consumidor y de las empresas ya que la tecnología ayuda a averiguar si las marcas tienen o no valores. El 82% de los encuestados demandan que las marcas se comuniquen y den la cara por el consumidor.«La Generación Z es la que más busca contrastar la información y los que más desconfían de las marcas son los baby boomer», se puede leer en el estudio. Y los consumidores dejan un aviso, el 46% afirma que boicotea o evita comprar marcas que hacen mal uso de sus datos.

En lo que se refiere al rol político de la marca, queda demostrado que los españoles esperan que tomen partido. Temas como medioambiente, educación, igualdad o lucha contra la pobreza es donde el consumidor pone más expectativas en sus marcas. Y si hablamos de quien debe resolver estos problemas, para los ciudadanos el Gobierno y las instituciones deberían ser los encargados de este menester aunque un tercio cree que dicha tarea debería recaer sobre las marcas.

Fuente: Abc economía – https://www.abc.es/economia/abci-jovenes-impulsan-consumo-consciente-202001220131_noticia.html