En esta década se presentarán nuevos eventos tecnológicos en semillas y desarrollos, claves en herbicidas, insecticidas y fungicidas.

En los próximos diez años, la compañía BASF lanzará más de 30 nuevos productos que incluyen semillas, eventos biotecnológicos, biológicos y herramientas digitales con foco en la protección de cultivos y la producción de alimentos con sustentabilidad.

“La agricultura es tan necesaria en nuestras vidas que tiene un gran impacto cotidiano en todos. Es por eso que debemos abordar los desafíos ambientales, climáticos y sociales cada vez con más urgencia. Nuestro objetivo es encontrar soluciones prácticas que permitan un mayor rendimiento y una producción de cultivos más tolerantes al estrés, reducir la huella de carbono de la agricultura y mantener la biodiversidad”, explicó Vincent Gros, presidente de la División de Soluciones para la Agricultura de BASF.

La posición de BASF en materia de agricultura sustentable se basa en el foco activo de I+D (investigación más desarrollo) dentro del porfolio y los criterios de sustentabilidad que están completamente integrados en todo el proceso.Newsletters Clarín Cosecha de noticias

“Nuestra nueva estrategia ha agudizado nuestro enfoque de innovación en torno a sistemas de cultivos agrícolas específicos. Estamos aplicando todas las tecnologías científicas disponibles para desarrollar soluciones sustentables que satisfagan las necesidades económicas, ambientales y sociales a largo plazo”, aseguró Peter Eckes, presidente de Investigación de Biociencias en BASF.

Para cumplir con los desafíos agrícolas actuales, la estructura de innovación de BASF se centra en nuevas tecnologías y soluciones para cuatro segmentos estratégicos de clientes y sus respectivos sistemas de cultivo: soja, maíz, algodón; trigo, canola (colza), girasol; arroz; frutas y hortalizas.

La biotecnología es central para lograr semillas y productos más sustentables y más eficientes.

La biotecnología es central para lograr semillas y productos más sustentables y más eficientes.

En este mercado, la compañía está desarrollando soluciones innovadoras para una agricultura que incluyen cultivos más tolerantes a condiciones climáticas adversas como sequía, mayor rendimiento y mejor eficiencia en el uso de recursos, tales como el agua y productos fitosanitarios.

Estos permitirán a los agricultores aumentar de manera sustentable los rendimientos reduciendo al mismo tiempo las labranzas, minimizando el riesgo de erosión y las emisiones de gases con efecto invernadero.

Entre las tecnologías que se están desarrollando se destacan nuevas variedades con mejor comportamiento a la apertura de vainas que reducen las pérdidas de cosecha y eventos biotecnológicos resistentes a la hernia (Plasmodiophora brassicae) para la colza, que ayudarán a proteger el potencial de rendimiento del cultivo y brindarán flexibilidad adicional para los productores en el momento de cosecha. Además, para esta campaña, la compañía acaba de lanzar tres nuevos híbridos para colza.

A nivel mundial, la creciente demanda de trigo requiere una inversión significativa en innovación. El trigo híbrido de BASF, que se lanzaría a mediados de esta década, traerá un cambio revolucionario a la forma en que se produce el cereal y proporcionará a los agricultores nuevas semillas para aumentar el rendimiento, estabilizar la producción y mejorar la calidad del grano. Además, el enfoque de este trigo híbrido brindará nuevas oportunidades de adaptación y mejoras en las características de las plantas para hacer contribuciones significativas a los desafíos ambientales del futuro.

En relación con los herbicidas, la empresa ha desarrollado dos nuevos ingredientes activos: Luximo® y Tirexor®. A partir de 2020, estos ofrecerán nuevas posibilidades a los productores para manejar malezas de hoja ancha difíciles de controlar. Además, BASF está trabajando en nuevos modos de acción para controlar las malezas resistentes y permitir prácticas agrícolas que reduzcan la huella de CO2, como la agricultura en siembra directa.

En fungicidas, BASF lanzó recientemente a nivel global Revysol®, un nuevo ingrediente activo fungicida que cumple con los más altos estándares regulatorios y ofrece un rendimiento biológico excepcional contra una variedad de patógenos difíciles de controlar en cultivos intensivos y extensivos.

La empresa ha clasificado los productos basados en Revysol como productos “aceleradores” debido a su contribución sustancial a la sustentabilidad en la cadena de valor.

La División de Soluciones para la Agricultura de BASF está dirigiendo activamente su porfolio hacia soluciones sustentables que contribuyen significativamente al objetivo de ventas para 2025 del Grupo de € 22 mil millones con productos aceleradores.

La inversión de Basf en investigación y desarrollo es clave para lograr más de 30 nuevos productos.

La inversión de Basf en investigación y desarrollo es clave para lograr más de 30 nuevos productos.

Para ampliar aún más su oferta de insecticidas y ofrecer soluciones adicionales a los agricultores, BASF en conjunto con Mitsui Chemicals Agro Inc, ha desarrollado Broflanilide, un nuevo ingrediente activo, que se lanzará a partir de 2020, con el objetivo de ayudar a los agricultores a proteger los cultivos intensivos y extensivos del ataque de insectos.

Las aplicaciones de tratamiento de semillas basadas en Broflanilide se enfocarán, entre otras plagas, en gusanos de alambre, un insecto difícil de manejar en cultivos de cereales. Junto con el insecticida recientemente lanzado Inscalis®, Broflanilide es parte de la próxima ola de innovaciones en insecticidas que BASF lanzará a lo largo de esta década.

En América Latina, para el 2030 habrán más de 30 lanzamientos entre fungicidas, herbicidas, insecticidas y tratamiento de semillas, además de nuevos eventos biotecnológicos y variedades de semillas.

Es importante destacar que esos lanzamientos no solo provienen de nuevos ingredientes activos sino también, nuevas e innovadoras formulaciones que harán más fácil y eficiente el manejo de adversidades por parte de los agricultores explicó a Clarín Rural, el gerente Sénior en Innovación y Desarrollo de la compañia, Hernán Ghiglione,

BASF está desarrollando porfolios integrales e innovadores que protegerán los cultivos estratégicos durante todo su ciclo. Esto incluye ocho ingredientes activos, eventos biotecnológicos únicos y semillas de alto rendimiento en soja, canola, algodón y vegetales.

Los productores que utilizan los productos digitales de BASF, comercializados bajo la marca xarvioTM Digital Farming Solutions, pueden lograr mayores rendimientos utilizando menos recursos. Con el último y exitoso modelo de negocio digital de BASF, xarvio Healthy Field, los agricultores pueden acceder a un manejo más transparente de sus cultivos con menor tiempo dedicado a monitoreo y control de actividades garantizando el éxito de sus actividades.

Los productos digitales xarvioTM permiten una aplicación más precisa de soluciones de protección de cultivos, manejo de nutrientes, zonas de amortiguamiento automatizadas y monitoreo de biodiversidad. Actualmente, están ayudando a más de 2,5 millones de agricultores en más de 120 países a reducir el impacto ambiental de la agricultura y mejorar la producción de alimentos en todo el mundo.

Para BASF, el potencial de su estructura de innovación va más allá del campo. En Estados Unidos con el Programa de Algodón de Sustentabilidad e3®, la compañía ayuda a los agricultores a satisfacer la demanda de sus clientes con trazabilidad en la cadena de suministro y sustentabilidad en la industria de la moda.

Colaborando con socios en la cadena de valor, el algodón e3®, cultivado con las semillas de algodón Fibermax® y Stoneville® de BASF, puede trazarse desde el agricultor hasta el minorista y mostrar a los consumidores finales que su ropa ha sido producida de una manera justa, económicamente viable y ambientalmente responsable.

Clarin – https://www.clarin.com/rural/innovaciones-vienen-consolidar-agricultura-sustentable_0_021stidJx.html