El profesor Jorge O. Ireba, titular de la cátedra de derecho Iberoamericano, invitó a la organización Sueño para Misiones, a brindar una charla en la University of Rome Tre, para disertar sobre los derechos de la infancia en América Latina y, muy particularmente, sobre el proyecto «Me gusta el mate sin trabajo infantil», señala la misiva enviada desde Italia.

Medidas que está tomando el Parlamento Europeo sobre el trabajo infantil

El Parlamento Europeo estudia la aprobación de un informe sobre la explotación de la infancia en los países en desarrollo,fundamentalmente centrado en el trabajo infantil. El informe, elaborado por el parlamentario griego Emamanouil Mavrommantis, solicita a la Comisión Europea la puesta en marcha de un etiquetado “Libre de Trabajo Infantil”.

Este etiquetado sería obligatorio para todos aquellos bienes o productos importados por la Unión Europea con el fin de ser consecuentes con las políticas comerciales de la Unión y la obligación de proteger y promover los derechos de los niños. También solicita a la Organización Mundial del Comercio a que introduzca este tipo de etiquetado, y quiere que juegue un papel a la hora de asegurar la prohibición del trabajo infantil en el comercio.

Los miembros del comité que han participado en la elaboración del informe recuerdan que la implementación de los estándares laborales son parte de todos los acuerdos de comercio bilateral y asociaciones estratégicas, que incluye la incorporación de una cláusula de prohibición de trabajo infantil, y en especial referencia al respeto de la edad mínima para trabajar.

Por último, el informe hace un llamamiento a la responsabilidad corporativa con respecto al uso del trabajo infantil, y así recomendar el establecimiento de un mecanismo europeo para identificar y perseguir a los importadores europeos que cometan violación de las normas de la Organización Internancional del Trabajo(OIT). El uso del trabajo infantil,en cualquier parte de la cadena de producción, debería de ser bastante para constituir una violación.

Además, la comisión debería de ofrecer incentivos a los importadores con el fin de que jueguen un papel activo contra el trabajo infantil. En cuanto a las empresas transnacionales deberían de ser requeridas a fin de que adaptasen sus practicas empresariales como corresponde, y los gobiernos de las empresas matrices deben controlar e informar sobre la contribución de estas compañías a la abolición del trabajo infantil y la implementación de los estándares de la Organización Internacional del Trabajo.

El proyecto de ley en Argentina

El proyecto de ley sobre etiquetado de trabajo infantil en Argentina es una iniciativa de la ONG Sueño para Misiones, titularizada por la activista obereña Patricia Ocampo, y fue presentado el año pasado por el entonces diputado nacional Daniel Arroyo, hoy ministro de Desarrollo Social de la Nación. El objetivo es diseñar e implementar un programa para la certificación de la cosecha de productos agrícolas, en el marco de las políticas públicas tendientes a prevenir y erradicar el trabajo infantil, y garantizar el trabajo adolescente bajo condiciones protegidas.

El proyecto comprende la Creación del Programa, en el ámbito del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, llamado “Compromiso Social Compartido para la Erradicación del Trabajo Infantil y la Protección del Trabajo Adolescente en la Producción Agrícola”

El Programa consiste en la certificación, de manera independiente, del cumplimiento por parte de las empresas de los requisitos mínimos de calidad ocupacional vinculados a las siguientes dimensiones:

-Ausencia de trabajo infantil y de trabajo forzoso.
-Trabajo adolescente en condiciones protegidas.
-Trabajo registrado.

También establece que el proceso de certificación estará a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), organismo descentralizado del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

De acuerdo a lo expuesto, la adhesión al régimen será voluntaria para las empresas participantes e irá acompañada de un incremento del salario de los y las cosechadores/as, con el propósito de desalentar el empleo prematuro y en vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes, y atender a las necesidades de las familias que conforman los sectores más vulnerables de la cadena productiva sin que se vea afectada directamente la economía del hogar.

El Programa pretende así contribuir a desnaturalizar el empleo de mano de obra infantil en uno de los sectores críticos específicos de la producción en particular, pero también en la sociedad en general, a través de la visibilización y sensibilización acerca del trabajo infantil y el trabajo adolescente en condiciones no protegidas como vulneraciones de derechos.

MisionesOpina http://misionesopina.com.ar/portal/2020/02/26/la-ong-un-sueno-para-misiones-fue-invitada-a-dar-una-charla-en-roma/