“Sabemos lo suficiente para pensar que el sistema va a cambiar radicalmente de comportamiento y el mundo va ser muy difícil de controlar climáticamente”, afirmó Fernando Valladares. 

En una entrevista en el programa de radio “Consumo Cuidado”, el científico español Fernando Valladares sostuvo que la civilización está cambiando tan rápido, que se han cruzados líneas, que son irreversible pero aseguró que todavía hay margen para ciertas oportunidades y alternativas dependiendo lo que sigamos haciendo.

“La huminand está cambiando y  la flecha del tiempo es irreversible los cambios que estamos sometiendo al planeta son de tal calibre que todo se está  transformando y hay cosas que no van hacer igual en algunos años”.


Científico y profesor español

— ¿Puede ser que le queden 20 o 30 años a la humanidad?

  Hay un científico en Suiza que lleva un instituto en lo cual a transado los límites planetarios, cuanto nos queda para mantener el sistema funcionando como lo conocemos. Claro por eso surgen esos límites como los que se establecen en el acuerdo de París , hay muchos tipos de escenarios, optimista y pesimistas. A mi, me gusta hablar de  predicciones y eso es una diferencia entre los científicos y los que adivinan el futuro. Los científicos solemos decir “si hacemos A y B llegamos con esta probabilidad a C”. En la agenda 2030 los objetivos de desarrollo sostenible han establecido esa década como un periodo de referencia importante en el que tenemos que hacer ajustes profundos en nuestros sistema socioeconómico precisamente para que no cambie en lo esencial.

— ¿De donde viene el cambio que tenemos que hacer?

– Tenemos que ser muy honesto, no podemos estar mirando unos a otros y diciendo que el cambio tiene que hacer tu primero, los políticos tienen que impulsar el cambio, necesitamos gente espiritualmente muy motivadora, un cambio muy profundo y todo los impulsores aunque sean individuales o institucionales tienen y tenemos que sumar, en la medida que podamos nos coordinamos pero debemos ser todos arte y parte de un cambio socioeconómico muy importante. Indudablemente hay problema de gobernanza internacional y global que nuestros líderes o representantes políticos tienen que tomar cartas en el asunto, para eso los designamos y ese es su marco de actuación.

Las cumbres de las tierras son cuestiones que solo pueden resolver por escala global y planetaria nuestros delegados. Si bien hay muchísimas cosas a nivel social que cada uno tenemos que ser responsable y hacerlas. De esa manera los mismos políticos percibirán que le damos prioridad a revisar con honestidad el sistema socioeconómico entonces ellos mismo se pondrán las pilas.

— Respecto a la Isla de Pascua y de cómo esa sociedad encerrada en sí misma consumió todos sus recursos y prácticamente desapareció. ¿Cuando se dieron cuenta que talaron el ultimo árbol?

–  Es un ejemplo precioso  y está muy bien documentado en un libro que se llama Colapso de Jared Diamond, que va contando ejemplo de civilizaciones. Algunas colapsaron y otras tenían todos los ingrediente para colapsar. Hay una interacción muy sensible entre el sistema social, político y religioso incluso, la conexión con los recursos naturales que no son indefinidos que no son infinitos. Hasta el economista más serio parte de un  presunto, que no se cumple que es que los recursos son infinitos y el desarrollo es eterno.

De hecho el concepto de desarrollo sostenible que lo acuñaron los propios economistas es una especie de oxímoron, es una contracción en términos el desarrollo no es sostenible, lo que pasa que es que el término ya se usa tanto lo utilizamos para  bien. Hay sociedades que están más cerca de ese colapso que otras, grupos que viven en los límites auténticos de la sostenibilidad.

Debemos intentar una progresión de la humanidad conjunto que no deje atrás a nadie y eso es una de las ideas bonitas de los objetivos del desarrollo sostenible, los que puedan los países más desarrollados, las sociedades o incluso las clases sociales más favorecidas que pueden permitirse una mayor sostenibilidad en un entorno insostenible que no hayan esas desigualdades.

“Realmente hay mensajes de esperanza, juntando algunos ingredientes que no se han dado nunca en la historia de nuestra propia especie, la capacidad de circular la información con mucha rapidez y tomar decisiones colectivas”.

— ¿Como ves que grandes empresas quieran hacer responsables al consumidor de la cantidad de plásticos que producen?

– En la cumbre de la tierra hay grandes empresas del sector petrolero y energético que parecen que ellas van a evitar  todos los problemas climáticos, van a salvar la humanidad y en fin, pero dices como la compañía que genera el problema nos va a salvar o como ese sector va ser la solución, es como si te llamaran  y te dijeran “tengo un negocio que te va interesar”, y no es así te interesa a ti y tal vez a mi.

— ¿Comprar es votar?

– Comprar es votar por las buenas prácticas de una empresa es votar por las buenas prácticas laborales, ecológicas y de medio ambiente.

Algunas reuniones que encuentran con grupos de actividad económica que tienen nuevas tecnologías que tienen nuevos productos mucho más amigable con el medio ambiente y te confiesa que no pueden ponerlo en producción a la escala grande que haría falta simplemente òrque todavía la sociedad no compraría esos productos o no está receptiva a esos productos , tenemos que estar preparados para otros tipos de productos.

Los productos ecológicos son un poco mas caro pero no nos debe sorprender es matemática de la mas lógica si vos haces una cosa con más esmero te va a costar más caro pero la gente dice yo voy a comprar lo más barato y llevamos tanto tiempo comprando lo barato que al final no salimos de ese bucle de comprar cosas baratas y si pensamos que el producto mas caro tiene un huella ambiental y no lo hacemos como quien se flagela no como me voy  a torturar y voy a gastar más dinero, no, al final lo barato ambientalmente está saliendo carísimo.

Por Camila Duarte

Entrevista completa