Mientras el nuevo coronavirus domina los titulares internacionales, un asesino silencioso está contribuyendo a casi 7 millones de muertes más al año: la contaminación del aire. Mediante la compilación y visualización de datos de miles de estaciones de vigilancia de la calidad del aire, IQAir acaba de publicar un informe sobre la calidad del aire en el mundo de 2019, en el que queda constancia de que el 90% de la población humana respira aire inseguro.

El estudio, presentado por Frank Hammes, director general de IQAir, aporta un ranking de las ciudades con el peor aire del globo y pone de relieve la elevada contaminación por partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2,5) en todo el mundo durante el año 2019. Estos elevados niveles de contaminación atmosférica están vinculados, en especial, a fenómenos provocados por el cambio climático, como las tormentas de arena y los incendios forestales, y a la contaminación generada por la rápida urbanización de las ciudades en regiones como el sudeste de Asia.

Las ciudades y regiones más contaminadas por estas partículas son, de acuerdo con el índice de IQAir:


•  China: en las urbes del gigante asiático los niveles de PM2,5 han disminuido de promedio un 9% en 2019 (un 12% en 2018). Aun así, el 98% de sus ciudades superaron el año pasado las directrices de la OMS y el 53% de ellas los objetivos nacionales menos estrictos de China. En el último decenio, Beijing ha reducido a más de la mitad sus niveles anuales de PM2,5 y ha logrado salir de la lista de las 200 ciudades más contaminadas del mundo.

• Corea del Sur: este fue el país más contaminado por PM2,5 entre los países de la OCDE durante 2019. Los niveles de calidad del aire en las principales ciudades de Corea del Sur han permanecido relativamente estancados en los últimos años.


• India y Pakistan: en promedio, las ciudades indias superan en un 500% el objetivo de la OMS para la exposición anual a las PM2,5. No obstante, la contaminación atmosférica nacional disminuyó en un 20% entre 2018 y 2019, y el 98% de las ciudades experimentaron mejoras. Se cree que esas mejoras se deben, en gran medida, a la desaceleración económica.
 Aún así, de las 30 ciudades del mundo más contaminadas, 21 se localizan en India y 5 en Pakistán.


• Sudeste de Asia: en un cambio histórico que refleja la rápida industrialización de la región, los centros urbanos de Yakarta y Hanoi superaron por primera vez a Beijing, entre las capitales más contaminadas del mundo por las PM2,5.


La contaminación en Europa por PM2,5 es menor. Y España se sitúa entre los mejores, sin que eso signifique que nuestras ciudades estén libres del problema. De los 92 países analizados en el informe, y teniendo en cuenta que el 92 es el que disfruta de una menor concentración de partículas (Bahamas, con 3.3 μg/m3), España ocupa el puesto 82 (9.7 μg/m3). Portugal, Noruega, Suecia, Estonia, Finlandia e Islandia son otros países europeos situados en los “mejores” puestos.

Según los Valores Guía de protección para la salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para valores medios anuales, 10 μg/m3 sería el nivel más bajo a partir del cual se ha detectado asociación entre efectos cardiopulmonares y mortalidad por cáncer de pulmón debido a la exposición prolongada a PM2,5



El impacto del fuego

El informe pone de manifiesto, además, que los incendios forestales y las prácticas agrícolas de quema a cielo abierto tienen un gran impacto en la calidad del aire en todo el mundo. En este apartado la peor situación registrada se ha contabilizado en Singapur, Australia, Indonesia, Brasil, Kuala Lumpur, Bangkok, Chiang Mai y Los Ángeles. 

Por su parte, la desertificación y las tormentas de arena juegan un papel importante en la mala calidad del aire en el Oriente Medio y en el oeste de China. De manera similar, en muchas regiones la causa de la contaminación ambiental por PM2,5 está vinculada a la quema de combustibles fósiles, como el carbón.


No obstante, el informe pone de relieve  que enormes poblaciones de todo el mundo siguen sin tener acceso a datos sobre la contaminación atmosférica en tiempo real, especialmente en África y el Oriente Medio. Ante ello, un número cada vez mayor de ciudadanos y ONG mundiales están desplegando sus propios sensores de calidad del aire de bajo costo para llenar las lagunas de datos donde existen. Gracias a estos esfuerzos, se dispone por primera vez de datos públicos continuos sobre la calidad del aire en Angola, las Bahamas, Camboya, la República Democrática del Congo, Egipto, Ghana, Letonia, Nigeria y Siria.


Pero como subraya Frank Hammes, sigue habiendo muhcos huecos, y “la falta de datos en grandes partes del mundo plantea un grave problema, ya que lo que no se mide no se puede gestionar”.  Se estima que las zonas que carecen de información sobre la calidad del aire suelen tener una de las contaminaciones atmosféricas más graves del mundo, lo que pone en peligro a enormes poblaciones”. En este sentido, la peor situación se da en África, un continente de 1.300 millones de personas, donde hay actualmente menos de 100 estaciones de vigilancia que ponen a disposición del público datos sobre las PM2,5 en tiempo real.

No se ven, pero se sienten

El informe de IQAir se ha centrado en las concentraciones de PM2,5, ya que son especialmente perjudiciales para la salud humana. De hecho, se estima que están contribuyendo a casi 7 millones de muertes más al año.Estas partículas son microscópicas, lo que les permite entrar en el flujo sanguíneo a través del sistema respiratorio y viajar por todo el cuerpo, causando efectos de gran alcance en la salud, incluidos asma, cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas. 

La contaminación del aire también se ha asociado con el bajo peso al nacer, el aumento de las infecciones respiratorias agudas y los accidentes cerebrovasculares.



Las PM2.5 pueden provenir de diversas fuentes. La combustión de los motores de los vehículos, la industria, los incendios y la quema de carbón son las fuentes artificiales más comunes, mientras que las tormentas de arena, la agricultura y los productos químicos que reaccionan en la atmósfera suponen las fuentes naturales más habituales.

Fuente: Energías Renovables – https://www.energias-renovables.com/panorama/la-contaminacion-del-aire-mata-mucho-mas-20200225