Los valores de monóxido de carbono, óxido de nitrógeno y dióxido de nitrógeno disminuyeron un 50% en relación a 2019.

No puede hablarse de buena noticia en medio de una pandemia, apenas de un efecto colateral beneficioso para el medio ambiente: los relevamientos en la ciudad de Buenos Aires y en diferentes centros urbanos del país señalan que hubo una reducción de la contaminación atmosférica a raíz de la disminución del tráfico vehicular, producto de la cuarentena obligatoria para evitar la propagación del coronavirus.

La Agencia de Protección Ambiental porteña realizó las mediciones en las estaciones de control atmosférico ubicadas en La Boca, Rodríguez Peña y Avenida Córdoba, y Parque Centenario y la conclusión de este relevamiento indica que los valores de Monóxido de Carbono (CO), Óxido de Nitrógeno (NOx), Dióxido de Nitrógeno (NO2) y Material Particulado 10 (mp/10) han disminuido un 50% en relación a 2019.

Esta fuerte reducción en todos los parámetros se debe especialmente a la disminución del tráfico vehicular.

Este informe se propuso hacer el seguimiento de aquellas sustancias que se encuentran especialmente relacionadas con las emisiones de gases contaminantes y sumó el valor del Dióxido de Nitrógeno que apunta a medir el impacto en la salud.

El seguimiento ofreció estos resultados:

  • El valor promedio de Material Particulado/10 es de 30 ug/m3 mientras que la línea guía de OMS es de 50 ug/m3.
  • El valor promedio para Monóxido de Carbono es de 0,5 ppm y la línea guía de la OMS es de 1,0 ppm.

Si bien la OMS no tiene valores guía para el Óxido de Nitrógeno porque es un valor utilizado para medir emisiones de gases contaminantes más que de impacto en la salud, el promedio en estos días ha sido de 20 ppb; por debajo de los valores promedio de la Ciudad.

Por último, el valor promedio para el Dióxido de Nitrógeno ha sido 35 ppm y, según la OMS el valor guía es del 106 ppm.

Es importante aclarar que, en marzo del año pasado, los valores de calidad de aire de la Ciudad se encontraban dentro de lo aconsejable según la Organización Mundial de la Salud y que se mantuvieron y mejoraron gracias a las diversas acciones que el Gobierno de la Ciudad llevó a cabo tales como las áreas ambientales (Microcentro, Retiro, Tribunales y Corrientes Peatonal), el programa EcoBici, las redes de Metrobús y el Paseo del Bajo.

Se espera que la disminución de contaminantes se mantenga e, incluso, baje un poco más ya que las sustancias se acumulan en la atmósfera y tienen a disiparse a lo largo de los días.

Desde los satélites

Al mismo tiempo, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) elaboró mapas con datos satelitales que muestran la disminución de la cantidad de dióxido de nitrógeno en el área metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y Córdoba, debido al aislamiento obligatorio.

El NO₂ es un contaminante atmosférico que se produce cuando el monóxido de nitrógeno (NO) emitido por la quema de combustibles fósiles entra en contacto con el oxígeno del aire. Por esta razón se lo asocia al tránsito vehicular, aéreo y a algunas actividades industriales. Principalmente genera impactos en la salud de la población a nivel de sistema respiratorio.

Además guarda relación con el calentamiento global, por lo cual es un importante aporte en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por las Naciones Unidas en la Agenda 2030.

Mediciones satelitales en Buenos Aires.

Mediciones satelitales en Buenos Aires.CONAE

Según se observa en las referencias, el color marrón oscuro indican la mayor abundancia de NO₂ en los centros urbanos de CABA y Conurbano bonaerense durante las fechas previas a la cuarentena y una drástica disminución en las fechas posteriores.

Los puntos más dispersos geográficamente en tonos amarillos indican contaminantes transportados por las condiciones meteorológicas presentes.

Eventos similares se analizaron en otras capitales de provincias de la Argentina. Por ejemplo para la ciudad capital de la provincia de Córdoba se realizó un promedio de datos que permiten mostrar la disminución de NO₂ detectado desde el espacio.

Las mediciones satelitales en la capital de Córdoba.

Las mediciones satelitales en la capital de Córdoba.CONAE

La medición satelital complementa a las de las estaciones de monitoreo en la superficie dando una perspectiva de distribución espacial de la especie o sustancia química.

“Este producto no considera diferencias de concentraciones a distintas alturas de la atmósfera, sino que muestra su acumulación en una superficie, mirando toda la columna atmosférica a la vez. Para definir la calidad del aire de las capas más bajas de la atmósfera, donde respiramos, se utilizan otros procedimientos”, explicó María Fernanda García Ferreyra, experta en temas de calidad de aire de la Unidad de Emergencias y Alertas Tempranas de la gerencia de Vinculación Tecnológica de la CONAE.

Recientemente, la NASA y la Agencia Espacial Europea también mostraron a través de información generada con imágenes satelitales cómo esta situación se dio en China, la India y en otros países de Europa.

En la India también se registró una baja de la contaminación.

En la India también se registró una baja de la contaminación.NASA

En la imagen se refleja la situación en la India, donde también descendieron los niveles de dióxido de nitrógeno cuando la población comenzó a quedarse en sus viviendas.

Ámbito – https://www.ambito.com/informacion-general/medio-ambiente/imagenes-satelitales-demuestran-una-inedita-reduccion-contaminacion-n5097440