Una nube de polvo proveniente del desierto del Sahara que ha llegado a la península de Yucatán podría afectar a la salud de las personas que ya padecen enfermedades respiratorias previas, han advertido especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En conferencia de prensa virtual, el doctor Luis Antonio Ladino, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, señaló que esta “inusual” tormenta de polvo que ha llegado a México de forma paulatina puede generar una mala calidad del aire “que puede entrar al sistema respiratorio“.

El polvo del Sahara, proveniente del occidente de África, contiene materiales biológicos y químicos que son potencialmente dañinos para la salud respiratoria.

Incremento del 800 % de las partículas en suspensión

Según este experto, en el suroriental estado de Yucatán se han detectado que estos materiales o partículas que se encuentran en el aire y pueden ser dañinos tuvieron un incremento de 800 % respecto a los niveles normales de esta región.

Ladino ha explicado que este fenómeno es de recurrencia anual, y desde 2017 que se han hecho mediciones específicas en el ciudad de Mérida, se ha detectado un incremento de partículas en el aire en un “máximo de 300 %”, por lo que “el incremento es atípico“, mencionó.

El investigador del Instituto de Geografía de la UNAM, Alejandro Aguilar Sierra, ha señalado que ante esta situación lo más recomendable para las personas que se ven afectadas por este fenómeno natural es extremar precauciones.

Son recomendaciones parecidas a las actuales (por el coronavirus): permanecer en casa y protegerse con cubrebocas“, ha recordado.

Polvo sahariano y Covid-19

Sin embargo, ante la presencia del coronavirus SARS-CoV-2 en territorio mexicano, ambos expertos han coincidido en que esta tormenta de polvo no sería de mayor peligro para aquellos que ya estén infectados, siempre y cuando mantengan las medidas de salud necesarias “y permanezcan en casa”.

La recomendación es proteger vías respiratorias usando cubrebocas y evitando que las partículas las respiremos pues una vez que las respiremos quedarán en la tráquea, pero hay partículas pequeñas que podrían quedar en los pulmones, pasando a los alvéolos y eso sí afectaría a la salud“.

Los expertos han explicado que en el caso de los pacientes que ya tienen alguna complicación respiratoria a causa de la COVID-19 no habría de qué preocuparse ya que “en teoría” estos pacientes ya deben estar en unidades de cuidados intensivos por lo que no se exponen a estas partículas y están protegidos.

Aunque es posible que una parte de esta nube de polvo llegue a otros estados centrales del país, no tendrá mayores afectaciones en la población.

De acuerdo con sus proyecciones, será a partir del 25 de junio cuando esta nube de polvo se disperse definitivamente.

Beneficios para la Naturaleza

El doctor Ladino señaló que la tormenta de polvo proveniente del Sahara tendrá algunos impactos positivos, especialmente para el medioambiente.Este polvo suele transportar nutrientes minerales que son buenos para fertilización del océano, además de que por sus características puede lograr una inhibición de ciclones tropicales y enfriar la superficie terrestre “lo cual ayuda un poco a reducir el calentamiento global”.

Además, estos nutrientes que trae esta nube de polvo suelen quedarse y especialmente en el caso del hierro que contienen “suelen ser positivos para la agricultura también“.

Efe Verde – https://www.efeverde.com/noticias/expertos-alertan-riesgo-salud-nube-polvo-sahara/