Europa tendrá que hacer frente a un incremento notable de incendios forestales, inundaciones, sequías y fuertes lluvias a finales de siglo si no se adoptan medidas urgentes para adaptarse y hacer frente al calentamiento global, según advierte la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Estas catastróficas predicciones también incluyen a nuestro país. Grandes áreas de España, Portugal y Francia estarían abocadas a la desertificación, con las zonas más afectadas experimentando un aumento de la sequía en dos veces y media.

Los veranos más calurosos, con subidas de hasta cuatro grados, aumentan el riesgo de incendios forestales, que alcanzaron niveles récord en Suecia en 2018, en Francia, el sur de Alemania, los Balcanes y el círculo polar ártico. No obstante, el mayor peligro de incendio se daría en los países del sur de Europa, tradicionalmente más propensos a los mismos. Más al norte, los inviernos se están volviendo más húmedos. Si no se limita el calentamiento global por debajo de dos grados, parte de Europa central y oriental, verá un fuerte aumento, en torno al 35%, de las “lluvias intensas” durante el otoño y el invierno a finales de siglo.

Llamada de atención

Aunque estos datos climáticos ya se habían dado a conocer antes, es la primera vez que la Agencia Europea de Medio Ambiente, perteneciente a la Unión Europealos presenta utilizando mapas detallados. La agencia espera que los mapas lleguen a los responsables de la toma de decisiones en los gobiernos y las instituciones de la Unión Europea, que no suelen leer los largos informes de la Agencia Europea de Medio Ambiente sobre el impacto de la emergencia climática.

“El aumento del nivel del mar es problemático, porque crece por las emisiones pasadas y la concentración de gases de efecto invernadero”

“Es muy urgente y tenemos que actuar ahora”, afirma a The Guardian Blas Kurnik, un experto en el impacto y adaptación al cambio climático de la agencia. Y, a pesar de que los países logren restringir el aumento de la temperatura global, el CO2 ya existente en la atmósfera seguiría teniendo un impacto importante en el clima. “El número de eventos extremos y el nivel del mar seguirán creciendo durante las próximas décadas“, señala Kurnik. “El aumento del nivel del mar, especialmente, puede ser problemático, porque sigue creciendo debido a las emisiones pasadas y a la concentración actual de gases de efecto invernadero”.

La Agencia Europea de Medio Ambiente concluye que es posible mantener las temperaturas globales dos grados por debajo de los niveles preindustriales, siempre y cuando las emisiones alcancen un máximo durante los próximos 15 a 29 años. Cumplir con un límite de 1,5 grados más exigente requiere que las emisiones alcancen su punto máximo antes de 13 años. En ambos escenarios, hay un 50% de probabilidad de sobrepasar la temperatura.

Fuente: El Eco – https://www.eleco.com.ar/interes-general/cambio-climatico-un-fenomeno-antropologico-que-parece-no-tener-fin/