El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan Cabandié, celebró la derogación -mediante el decreto 148/2020- de la norma de la gestión macrista que flexibilizaba los requerimientos para importar ciertos residuos de otros países. “El decreto de hoy de derogar la recepción de residuos peligrosos es muy importante”, dijo el funcionario.

Sobre el decreto que firmó el expresidente Mauricio Macri meses antes de terminar su mandato, el ministro de Ambiente remarcó: “El decreto que permitía que ingresen residuos de otros países no cabe en la cabeza de nadie. Tenemos una cantidad grande de basurales a cielo abierto y encima el decreto de Macri permitía residuos que venían de afuera. Era un despropósito”. Y agregó en declaraciones a El Destape Radio: “Desde el inicio de ese decreto de Macri que permitía el ingreso de residuos entraron 40.000 toneladas”.

En ese sentido, Cabandié afirmó: “Estamos trabajando en los basurales a cielo abierto. La clave es separar en origen, que es un cambio cultural en la sociedad. El Estado tiene que hacer campañas de separación de residuos en origen y que se modifiquen los hábitos culturales”.

Nuevo decreto

El texto que derogó la norma de la gestión anterior que lleva la firma del presidente Alberto Fernández, del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié y del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dicta que los dos ministerios “deberán formular una propuesta normativa para regular la temática, que promueva una gestión integral de los residuos en el marco de una economía circular”.

Hasta que no esté la propuesta, el decreto afirma que “resultarán de aplicación, en lo pertinente, el Decreto N° 181 del 24 de enero de 1992 y el Decreto N° 831 del 23 de abril de 1993”.

En las justificaciones de la norma que derogó el decreto 591/2019, el Gobierno señaló que “la Constitución nacional establece que todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras”. Y en este sentido, las autoridades nacionales agregaron que “con la reforma constitucional de 1994, se incorporó en el último párrafo del artículo 41 la prohibición de ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos y de los radiactivos”.

Qué decía el decreto derogado

El Decreto N°591, que se publicó en el Boletín Oficial a fines de agosto de 2019, reemplazó artículos de los decretos 181 y 831. Aunque se mantenía la prohibición de importar basura, se flexibilizó la entrada de residuos que eran reciclados o recuperados para otros usos. El texto indicaba que ya no sería obligatorio la presentación de un certificado del país de origen de esos desechos que acreditara que no se tratan de residuos peligrosos para el ambiente o la salud.

Oposición

La resolución de la anterior gestión generó polémica y voces en contra de distintas organizaciones. “Nosotros producimos mucha basura y si permitimos la importación es un descalabro”, enfatizó Juan Cabandié cuando a principios de 2020 adelantó que derogaría la norma.

“Lo último que tendría que hacer un país es importar basura. No tenemos ni dinero para tratarlo ni las plantas de tratamiento necesarias”, dijo Cabandié y agregó: “No podemos permitirlo porque es la puerta de entrada a residuos peligrosos y nosotros también tenemos los nuestros”.

Enrique Viale, presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, también se manifestó en aquel momento contra la firma de aquel decreto. “Quitar el requisito de presentar el certificado de inocuidad abre una caja de Pandora porque ese documento garantizaba que no se trataba de elementos peligrosos ni radioactivos. Esto nos puede convertir en una suerte de repositorio del mundo”, había dicho en diálogo con LA NACION.

LA NACION – https://www.lanacion.com.ar/politica/el-gobierno-derogo-decreto-mauricio-macri-permitia-nid2333771