La moda sustentable está presente en Latinoamérica y te llevamos a descubrirla de la mano de los diseñadores latinos que están cambiando las reglas del juego. En esta ocasión, conversamos con una de las fundadoras de la firma chilena SISA: Elisa Rodríguez.

Toma tiempo. Aquellos creativos de la industria de la moda saben y son conscientes que un modelo sustentable toma tiempo. Se llega a ello a base de prueba y error. Y aunque, en efecto, este movimiento ha tomado fuerza y se ha replanteado en muchas industrias, el camino sigue siendo extenso. Sin embargo, cuando nos encontramos con marcas interesadas en reducir su impacto y con una visión clara y pulida de lo que significa ser verdaderamente amigables con nuestro planeta y sus recursos, es una grata sorpresa. SISA nació hace siete años con la idea de explorar la forma y el espacio en la ropa, la búsqueda de la relación en el color y con un fiel interés por crear colecciones hechas a partir de telas naturales, con producción local y a pequeña escala. En esta ocasión, conversamos con Elisa Rodríguez sobre el viaje de SISA, la moda sustentable en Chile y Perú y cómo han logrado ser fieles a su filosofía de piezas atemporales.

Ya no se sustenta una marca solo por hacer ropa bella. (…) Queremos saber qué vamos a comprar, de dónde proviene la ropa, cuál es la historia detrás del producto…

Elisa: ¿Cómo y por qué desarrollaron una estrategia de sustentabilidad?

Desde el comienzo de SISA fuimos tajantes sobre cómo queríamos funcionar: nos interesó crear una marca con prendas producidas localmente, de confección delicada y materias primas nobles, en la que cada mujer tuviera la libertad de crear su propio estilo por el hecho de buscar la atemporalidad como concepto. Fue en ese momento cuando surgió la idea de lo permanente (#PermanentPieces), que responde a la atemporalidad del estilo y la durabilidad de las prendas.

Nos surgían algunas preguntas sobre ciertas prácticas propias del mundo de la moda que no nos hacían sentido: ¿por qué las prendas tenían que durar tan poco tiempo? ¿Por qué había que reemplazar las prendas por otras nuevas que anulaban las de la temporada anterior? ¿Por qué había que seguir una tendencia efímera?

Quisimos construir una marca que fuera congruente con un ritmo que sí tuviera sentido para nosotras. Desde un principio intentamos hacer piezas únicas que perduraran en el tiempo y que no respondieran a una época específica. Decidimos evaluarnos bajo el B Impact Assessment, que apunta a cuantificar las acciones actuales y definir acciones concretas que minimicen el impacto negativo, además de comprometernos a maximizar, con políticas y prácticas, nuestro impacto social y ambiental positivo.

Priorizamos que las relaciones humanas entre todos los que suman esta cadena sean cercanas, comprometidas y sostenidas en el tiempo. 

SISA es una marca chilena de prendas producidas localmente, de confección delicada y de materias primas nobles.

¿Cómo ha sido el proceso para incorporar un modelo sustentable en su visión creativa?

Hemos tratado de sacarle el mayor partido a nuestro entorno y todo lo que él nos puede entregar en cuanto a materialidades y productores, como también la relación con la naturaleza: su escala, el arraigo a la tierra, un imaginario local que tenemos muy presente y se ve reflejado con mucha fuerza en el trabajo con ciertos materiales, paletas de colores y formas.

Estamos conscientes de que si hoy valoramos nuestro patrimonio material e inmaterial (todo lo que tiene que ver con las tradiciones, conocimiento o técnicas heredadas), a futuro vamos a poder construir con más definición una marca de carácter sustentable y permanente.

¿Cómo y bajo qué lineamientos trabajan sus colecciones?

Trabajamos de manera directa con todos nuestros colaboradores (productores, proveedores y clientes). Priorizamos que las relaciones humanas entre todos los que suman esta cadena sean cercanas, comprometidas y sostenidas en el tiempo. Esto nos hace valorar su oficio y mantener un compromiso transparente.

Otras premisas importantes que atraviesan nuestras colecciones incluyen el hecho de elegir telas de origen natural y en muchos casos recicladas, la necesidad de armar un relato de marca de colección a colección, la búsqueda de crear siempre nuevas statement pieces como motor creativo en la marca.

Sus colecciones son hechas en Perú y Chile, ¿cómo es trabajar modelos sustentables en estos países?

En Perú la industria textil está muy desarrollada, hay talleres diversos en términos de comercio justo, algunos están certificados y otros no. En muchos casos, sus grandes clientes del hemisferio norte les exigen certificados para demostrar sus buenas prácticas. Su materia prima es de alta calidad y hay muchas empresas que cuentan con certificaciones orgánicas.

Por otro lado, en Chile la industria es pequeñísima, hay menos avance en el área y no hay certificaciones de ese tipo. Pero al estar cerca de nuestros talleres las relaciones humanas se vuelven más allegadas, y eso se ve reflejado en mantener relaciones comerciales sanas y justas.

En esta parte de Latinoamérica hay muchos recursos que nos pueden dar identidad y otra mirada en nuestro trabajo, algo que es diferente y único.

Desde su perspectiva, ¿qué le hace a la moda sustentable latinoamericana? ¿Cuáles son los retos a los que se han enfrentado?

En Chile desde que somos muy pequeños se nos ha inculcado observar lo que se está haciendo en el otro hemisferio en términos de cultura. Tenemos muy arraigado el tenerlos como referentes de vanguardia en el campo de las artes, y más exacerbado aún en el rubro de la moda, donde cada temporada ellos son los primeros en mostrar sus colecciones y estamos todos atentos a sus tendencias.

Con el tiempo, nos dimos cuenta de que en esta parte de Latinoamérica hay muchos recursos que nos pueden dar identidad y otra mirada en nuestro trabajo, algo que es diferente y único, y que se puede sacar a la luz. Esa frustración que nos generaba esta comparación con la cultura, evolución, tecnología y la vanguardia del hemisferio norte, donde no podemos competir plenamente, hace que uno comience a volcarse hacia adentro para buscar y valorar lo propio.

Tienen piezas fabricadas con lana reciclada, ¿qué otros materiales utilizan y de dónde provienen?

Sí, tenemos chaquetas y pantalones de lana, hechos de fibras recicladas procedentes de restos textiles y ropa usada. En cuanto a otras telas, en la colección actual usamos cupro, baby alpaca, algodón, algodón pima, seda y algunas mezclas como cupro con algodón pima, seda con lino, etc. Algunas fibras, tales como las lanas recicladas y los cupros, están certificadas bajo el Global Recycled Standard. Estamos siempre en busca de nuevos materiales que se adapten a nuestras necesidades creativas y de sustentabilidad.

Cuéntanos un poco de su proceso creativo. ¿Cuáles son los tres conceptos creativos que definen y son el motor de tu marca?

Existen procesos creativos a diferentes niveles. En un nivel amplio, la creatividad está basada en la necesidad de crear y alimentar el mundo de nuestra marca. Luego estaría el proceso creativo de la colección misma, siempre teñida por intereses transversales, como la naturaleza, la forma, la construcción, la relación del color, la atemporalidad y la búsqueda de un diseño esencial. Cada temporada este proceso está marcado por los intereses de la marca de ese momento particular: lo que hemos estamos pensando, en lo que nos hemos interesado y lo que estamos viviendo en el contexto social.

¿Qué han aprendido a lo largo de estos siete años?

Lo importante de tener un propósito como marca y generar contenido. Ya no se sustenta una marca solo por hacer ropa bella. Nosotras y los consumidores estamos cada vez más exigentes, y queremos saber qué vamos a comprar, de dónde proviene la ropa, cuál es la historia detrás del producto y qué busca la marca.

Hemos aprendido también el valor de la comunidad, de estar conscientes que SISA pertenece a un ecosistema, que nos debemos a nuestros colaboradores y clientes. Hemos aprendido también a apreciar aún más lo local. Hoy no lamentamos lo que no tenemos, sino que sabemos ver y valorar lo que está más cerca.

Vogue – https://www.vogue.mx/moda/articulo/el-futuro-de-la-moda-las-prendas-que-duren-mas-y-la-sustentabilidad