Desde 1880, año donde comenzó a registrarse la temperatura, nunca había ocurrido un inicio de año tan cálido. La media fue de 13,14º.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en ingles) comunicó que comenzamos el 2020 de la peor forma posible en tanto a la crisis climática: el pasado enero fue el primer mes más cálido de los últimos 141 años.

Las informaciones que señalan el avance del preocupante calentamiento global continúan saliendo a la luz y los científicos enfatizan la necesidad de un cambio urgente a nivel gubernamentales y sociales. Ahora, la organización norteamericana que analiza tanto la superficie terrestre como los oceános reveló que el mes pasado fue el enero más caluroso en la Tierra desde que se tienen registros. Cabe destacar que en 1880 se iniciaron esos análisis. A su vez, se trató del 44° enero consecutivo con temperaturas superiores a la media del siglo XX, precisamente 1,14º por encima de los 12º. Ese valor supera el récord anterior que se había alcanzado en 2016. Además, es la cuarta temperatura media mensual más alta en el registro realizado durante 1681 meses: solamente marzo de 2016, febrero de 2016 y diciembre de 2015 tuvieron una mayor desviación de temperatura.

Precisamente, enero de 2016 y de 2020 fueron los únicos eneros con una temperatura global de la superficie terrestre y oceánica que se apartó del promedio más de un grado centígrado.

Por eso, la NOAA concluyó que los cuatro eneros más cálidos se registraron desde 2016. También, manifestó la desviación global mayor en la superficie terrestre y oceánica sin la particular influencia del fenómeno “El Niño” en el Océano Pacífico tropical.

Considerado el mundo por zonas, el informe de la entidad estadounidense explicó que en el hemisferio norte también fue el enero más cálido registrado, con una temperatura combinada entre la de la superficie terrestre y la oceánica de un promedio de 1,5º, lo que supera en 0,12° al que hasta ahora había sido el primer mes más cálido, el de 2016. En tanto, la desviación de la temperatura de la superficie terrestre y oceánica del hemisferio sur fue de una media 0,78º superior a la media, por lo que este fue el segundo enero más cálido nunca antes registrado, solo por detrás del de 2016.

Dentro del hemisferio norte, se destacan las temperaturas medias más cálidas alcanzadas en buena parte de Rusia y de Escandinavia, así como en el este de Canadá, donde la media fue de 5º por encima de lo normal.

Antártida: nuevo récord histórico

El científico brasileño Carlos Schefer aseguró que la Antártida registró un nuevo hito de temperatura: alcanzó los 20,75 grados centígrados y así, por primera vez, superó la barrera de los 20º. Una semana después de que la Base Antártica Esperanza, de Argentina, anunciara el entonces récord histórico de 18,3°, el especialista del país vecino aseguró que el 9 de febrero, en la isla Marambio, el termómetro llegó a los 20,75º. Igual, para el experto, “carece de valor como tendencia de un cambio climático” ya que “es solo una señal de que algo diferente está sucediendo en esa zona”.

Fuente: Lmneuquen – https://www.lmneuquen.com/el-ultimo-enero-fue-el-mas-calido-los-ultimos-141-anos-n684190